Cerveza-Ficción

Con el tiempo, si te gusta leer sobre cerveza, vas sumergiéndote en la subcultura cervecera poco a poco, y pronto te das cuenta de que las publicaciones en español son pocas, aburridas y que profundizan muy poquito en la materia. El siguiente paso lógico es dar el salto a publicaciones en otro idioma, de países con mayor tradición cervecera que el nuestro.

La pena es que no hablo alemán. Ni checo. Ni francés, ni flamenco. Mis (limitados) conocimientos y habilidades únicamente se han volcado en el inglés, por lo que me veo restringido a investigar en publicaciones inglesas y estadounidenses.

Inglaterra, no hace falta decirlo, tiene una tradición cervecera impresionante. Estados Unidos, por ser más reciente históricamente hablando, tiene bastantes curiosidades, pero sobre todo, en relación a la cerveza artesana (mala traducción de craft beer) han metido un acelerón impresionante en los últimos 30-40 años, poniéndose por delante a muchos otros núcleos cerveceros en cuestión de investigación e información para los jombrigüers. Reconozco que me da mucha rabia no poder acceder a foros ni publicaciones belgas o alemanas, pero ojalá pronto alguien que sí pueda se decida a gestionar un blog parecido a este (pero mejor) y compartir todo lo que tienen que decir nuestros amigos de más al norte…

Al poco de empezar a bucear en foros y libros, te vas dando cuenta de que lo que aquí te vienen contando, o publicando, poco o nada tiene que ver con lo que “van diciendo por ahí”. Vas descubriendo que la historia cervecera que está extendida por quien se ha interesado de investigar, es algo que podemos situar entre “cuentos de hadas” y “cuentos chinos”. De ahí el título de esta entrada: cerveza-ficción.

Es difícil saber por dónde empezar, ya que además habría que tener en cuenta otra cosa más, muy importante. En los últimos tiempos, varios historiadores cerveceros (si es que ese término existe), han podido descubrir nuevos e interesantísimos datos gracias a las nuevas tecnologías, ya que al escanearse publicaciones antiguas y ponerse a libre disposición en internet, muchos han podido acceder a libros que hace cincuenta años no era posible. Esta nueva oleada de recursos ha sido clave para personas como Ronald Pattison o Martyn Cornell, en cuyos blogs (Shut up about Barclay Perkins el primero y Zythophile el segundo) han ido destripando muchos mitos cerveceros extendidos por todo el mundo.

Historias fabulosas sobre la IPA, atribuciones históricas que no son tales, distinciones entre estilos cerveceros y estilos en sí mismos que en realidad nunca existieron y que hoy por obra y gracia de la BJCP, se supone que existen… Ciertamente, un solo post de los dos individuos antes nombrados (que son mis favoritos, pero no son los únicos), a mí me daría para más de veinte entradas. Y eso es lo que haré en un breve espacio de tiempo. Una vez ordene mis notas, y tenga una línea más o menos clara sobre toda la información, pasaremos a discutir, una por una, las cuestiones que se han asentado como ciertas en la historia cervecera pero que hoy por hoy, tenemos motivos para dudar de ellas.

Damas y caballeros, tomen asiento, comienza… ¡cerveza ficción!

Un pensamiento en “Cerveza-Ficción

  1. Pingback: VMO | Vienna Lager · Märzen/Oktoberfest | Cervezomicón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s